RENACER

Renacer

Nacistes hombre nuevo
de mi cadera ondulante,
de mis pechos erectos,
de mi sudor, lágrimas,
anhelos, deseos, miedos
iSi, miedos!
De ellos también naciste.

Nacistes hombre nuevo
del deseo, del amor,
de mis sueños,
alegría, tristezas,
de mi soledad, mi llamado,
mi plegaria.

Nacistes hombre nuevo
de los caminos, desafíos,
las pruebas los detalles,
de mi piel y mis huesos,
de mis complejos y vanidades,
de los años de estar juntos,
de la eternidad solos.

Nacistes hombre nuevo,
de la dulzura y frialdad,
de la agonía y enfermedad,
de la bondad de mi corazón,
de la traición y la maldad.

Naciste con dolor,
creciste con honor,
naciste hombre nuevo,
con pasión y con amor.