Conocerte

cafe-conocerte-poema

Cuando vi mis ojos
reflejados en los tuyos nada pasó…
No hubo amor a primera vista,
no hubo mariposas,
nada… ¡Nada!

¡Te impusiste!
Poco a poco,
muy despacio
pero con firmeza.

Te adueñaste de  mis ojos,
de mis labios,
de mi vida,
de mi mente.

Como los corales
se adueñan del mar,
como la hiedra
de las rocas.

Fue poco a poco,
como la luna
se adueña de la noche,
los pájaros del cielo.

Hoy me veo en tus ojos,
ya no existo,
ya no estoy
y todo pasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *